Masajista peludo

Masajista peludo

El masajista peludo es para todo aquel a quien le gustan los hombres masculinos. Además, si te gustan altos, fuertes y viriles, mejor. Porque mis artes de masajista peludo gay de Barcelona harán las delicias de tu masaje. Disfrutarás del masaje más morboso mientras contemplas el tipo de hombre que te excita.

Si además te gustaría probar el mejor masaje tantra gay en Barcelona, encontraste la opción más segura y confiable.

Masajista peludo

Muchos de mis clientes me comentan que están super contentos por haberme encontrado. Hay pocos masajistas peludos, o pocos masajistas peludos de buen ver y que den morbo, para ser más exactos.

Masajista “bear”

Todos los fans del hombre “bear” logran conmigo un disfrute erótico incomparable. En Europa y en Estados Unidos el “hombre bear” es un estilo físico o una categoría de hombre que levanta pasiones. La prueba está en que tiene miles de adeptos e incluso clubs de fans. Se organizan excursiones temáticas y cruceros especiales donde acuden los hombres peludos y sus admiradores, sean peludos o no.

Como masajista peludo este segmento de preferencia estética es mi medio natural. Todos los fans de “gay bear” prefieren disfrutar de un masaje cuerpo a cuerpo conmigo. El masaje con final feliz que les proporciono les colma de placer y felicidad.

“Prefiero un masajista peludo”

Es lo que me dicen hombres que vienen a disrutar de mi masaje de todos los puntos del planeta. Especialmente en los países asiáticos existe una gran comunidad de fans de hombres peludos y fuertes como yo. Son compradores clásicos de las revistas “Bear Magazine”, “Honcho” y “Colt Studios”.

Últimamente también me han encontrado muchos clientes gracias a daddyhunt.

Masajista peludo solidario

Como masajista peludo entiendo perfectamente las caracaterísticas de otros hombres peludos que desean disfrutar de un masaje excitante.

Atender a hombres con vello corporal es diferente de tratar a hombres de piel lisa sin pelo. El gasto de aceite de masaje y de cremas de masaje es mayor. Además, uso los productos especiales para pieles con más vello.

Lo que más valora otro hombre peludo es que se le trate con amor, ternura y de hombre a hombre. Además, sin que su vello resulte una molestia. Algunos de estos clientes peludos me comentan que hay masajistas depilados que arrugan la nariz al ver su vello corporal. Otros han sido directamente rechazados.

Conmigo esto no puede suceder. Me considero parte de la comunidad “bear”. El respeto, la admiración que recibo es la misma que doy a todos los hombres peludos del planeta.

Si deseas información más específica eres muy bienvenido a consultarla en mi web profesional www.pacotantra.com.

Estaré encantado de conversar contigo: 676 648 226

¡Nos vemos pronto!

Aquí puedes encontrar más información actualizada acerca de precios de masaje.

Masajista gay Barcelona

Masajista gay Barcelona

Soy el masajista gay Barcelona. ¡Bienvenido a mi blog personal!

Esta web y este blog tratan sobre mi servicio, tu masajista gay. Soy yo quien escribe y gestiona sus contenidos. De modo que son una expresión sincera y directa de mi forma de ser. Es decir, sin filtros ni distorsiones.

Si buscas un masajista gay, ya me encontraste. Soy uno entre muchos —¡porque afortunadamente hay donde elegir! Pero ¿soy el tipo de masajista que buscas? Sigue leyendo y tendrás los elementos de juicio que necesitas.

Aunque antes comprueba los estilos de masaje que puedo ofrecerte:

  • Masaje tántrico gay
  • Morbo entre hombres: erotismo máximo
  • Masaje desnudo
  • Sensualidad erótica
  • Masaje cuerpo a cuerpo
  • Estimulación prostática

Mi perfil físico

El pefil físico de un masajista es importante. De hecho me lo comentan todos quienes llaman. Así que cuando hablemos ya lo sabrás: mido 1,86 m de alto, peso 92 Kg. Soy peludo, por lo que me encasillan como “oso” o “bear”. Hago musculación y deporte a diario. Tengo 41 años.

¿Por qué debe ser atractivo tu masajista?

El físico es importante cuando buscas un masajista gay, aunque no solo para los gays. A todas las personas les atrae lo armónico, lo bello y lo proporcionado. No elegimos el tomate más feo del mercado sino el más bello de entre los que tenemos al alcance. Lo mismo ocurre con tu masajista. De modo que es vital que puedas elegir según tus preferencias.

Masculinidad y nobleza

Soy masculino en todos los aspectos. Incluido el de la nobleza, una característica que no es física pero que percibirás con solo conocernos. A mi entender la nobela y la honestidad forman parte de los atributos más masculinos de una persona. Pocos masajistas gays cumplen este requisito, fundamental para la mayoría de mis clientes.

Masaje y honestidad

Ante todo creo vital hacer un ejercicio de honestidad. Para mi trabajo, mi atención contigo y con la sociedad la sinceridad es un buen punto de partida. Odiamos a los políticos y a la gente corrupta por la ausencia de honestidad y de decencia. Y generalmente simpatizamos con las personas correctas.

Masaje y vocación

El trabajo de masajista gay es mi vocación. Llevo más de 10 años en este oficio, lo que me ha permitido acumular una gran experiencia. Mi cartera de clientes abarca tanto Barcelona y Catalunya como el resto de España. Además de de todos los lugares del mundo. A mis amigos les parece alucinante. Porque me los he ganado “a pulso” y haciendo lo que realmente me gusta. Además, coincide con lo que ellos esperan de un buen masajista.

Masajista gay

El hecho de decir abiertamente que soy masajista gay me ha ayudado siempre. Especialmente para los clientes que necesitan sentirse a gusto, que necesitan saberse entendidos, reconocidos y respetados. No hace falta decir más cosas para saber dónde estamos. Así ya partimos de un punto común en el cual sobran comentarios.

www.pacotantra.com es mi web profesional: visítala para más detalles sobre masajes y precios, por ejemplo.

“Heterofriendly”

Curiosamente mis clientes heterosexuales me tienen un respeto y una admiración especiales. Sienten que los entiendo en cuanto a hombres y que esas barreras ideológicas o sociales no existen. Cuando estamos a solas durante el masaje se produce esta química. Quizá porque la confianza que transmito les resulta cómoda y deseable. Sin duda soy un masajista capaz de entender la discreción y las necesidads especiales de los hombres heterosexuales.

Masaje e intimidad corporal

El masaje es un oficio que tiene mucho que ver con la intimidad corporal.

Saberte en las buenas manos de un masajista gay parece básico. Porque si no es así difícilmente podrás disfrutar de la totalidad de la terapia.

Tocar la piel de una persona es un acto de confianza, de cercanía y de intimidad. En la vida social existen las llamadas “esferas de distancia personal”. Cuanto más desconocida es una persona mayor distancia dejamos, y cunánto más nos interesa una persona, más intentamos acercarnos.

Para un masaje ya partimos de que estas distancias se superan en poco tiempo. Y siempre con el permiso del receptor del masaje.

No obstante es importante que el masajista sea consciente de ello y sepa “entrar” en la esfera de tu piel. Es decir, del modo adecuado y para aportarte tu máxima comodidad y bienestar.

Sigue leyendo, hay un par de cosas que te gustará saber: www.pacotantra.com

Paco
Teléfono directo 676 648 226

Masajista y escort

Masajista y escort

¿Masajista y escort? En el post anterior hablamos de las diferencias léxicas entre ambos oficios. Hoy profundizaré en aspectos más íntimos para finalizar con más detalle en la descripción de mis límites. Muchos dicen que soy masajista y escort. ¿Hasta qué punto?

Masajista y oasis de los sentidos

A esto deseo añadir que el masaje Tantra que realizo transmite paz, serenidad y bienestar. Se trata de un tipo de placer puro, intenso, duradero pero exento de tabúes y de prácticas sórdidas o poco higiénicas.

Además, el erotismo es una práctica que cuando se aplica a los masajes necesita una serie de conocimientos. Por no mencionar talentos que no tiene todo el mundo.

Masajista atractivo

Un masajista tántrico debe tener un rostro y un cuerpo agraciados.  Lógicamente, es más exitoso el masajista atractivo que uno que no lo es.

Aunque no basta con tener un rostro y un cuerpo bellos, hay que trabajarlos para conservarlos y mejorarlos. Los masajistas y los escort suelen tener en común el cuidado del cuerpo y de su imagen para ser lo más atractivos posibles.

Masaje y empatía

Un masajista tántrico debe sentir empatía por sus clientes. Porque debe tener la intención sincera y auténtica de transmitir sensualidad, erotismo, ternura, calidez. Así que el masajista tántrico debe interesarse y desvivirse por el placer del receptor de su masaje.

Muchos de mis clientes me han dicho:

“Has estado presente durante cada segundo del masaje”.

Se han sorprendido de que mi trabajo no sea una suma de actos realizados de forma mecánica.

En mis masajes existe un diálogo cuerpo a cuerpo. Otro de mis clientes me dijo:

“Ha sido como una coreografía perfecta, yo me he dejado llevar pero sabía el camino. He disfrutado cada segundo, podría haber tenido 6 o 7 orgasmos”.

Masajista erótico y escort

Lo que sí es imprescindible para realizar un masaje erótico de la máxima calidad y de máxima intensidad sexual es lo siguiente. El masajista erótico debe tener una actitud algo más de escort que de masajista tradicional.

Así que no se trata de cruzar las líneas rojas sino de tenerlas tan cerca que se sienta el vértigo de cruzarlas.

Si deseas información más específica eres muy bienvenido a consultarla en mi web profesional www.pacotantra.com.

Estaré encantado de conversar personalmente contigo: 676 648 226

Escort y masajista

Escort y masajista

Hay personas que confunden el servicio de un “escort” con el de un masajista. Escort y masajista son dos conceptos que al parecer se entremezclan peligrosamente. O morbosamente.

“¿Escort y masajista es lo mismo?”

No hace falta decir que son dos palabras diferentes, y por muchos sinónimos que haya, siempre hay matices que diferencian una palabra de otra. En este caso las diferencias son algo más que matices. Son diferencias significativas. Pero con morbo.

Escort y masajista

Los “escorts” ofrecen servicios sexuales. Sexo oral, sexo anal, pueden cumplir otros fetiches sexuales, según sean las preferencias, las peticiones del cliente o las habilidades de cada uno. El sexo convencional que ofrecen y practican es un servicio que puede durar entre 10 y 20 minutos, usando técnicas rudimentarias que no necesitan de una destreza ni de un talento especial. La mayoría de ellos toman Viagra,de modo que  no eres tú quien les produce su excitación.

Escort jóvenes

Los “escorts” pueden ser chicos jóvenes de gran atractivo físico. Dedican tiempo a cultivar su cuerpo —en los mejores casos. Otros son más bien esclavos de sustancias.

La juventud es un bien muy preciado, pero no puede sustituir la experiencia. Los “escorts” son muy hábiles en otras cosas que no tienen nada que ver con el sexo: el arte de la supervivencia.

Los masajistas

Los masajistas tenemos una formación que abarca toda la anatomía humana. En el caso de los masajistas tántricos el conocimiento abarca las zonas genitales y “tabúes” que otros tipos de masajes blancos ignoran conscientemente y de forma voluntaria

Tiempo de masaje

Un masaje tántrico no dura entre 10 y 20 minutos, como el trabajo de un escort. El masaje erótico más breve lleva unos 60 minutos. Durante este tiempo la excitación sexual del receptor del masaje llega más allá del que se consigue con una felación de 5 minutos. La excitación abarca la totalidad de las fibras de tu cuerpo, y tu deseo crece y llega a extremos que quizá no hayas sentido antes.

Porque la excitación sexual que te aporta un buen masaje erótico es muy diferente y mucho más intensa y prolongada que la que puede ofrecerte un escort.

Masaje y control de eyaculación

El control de la eyaculación y el clímax forma parte del masaje Tantra. Mientras un “escort” o chapero desea que llegues al orgasmo cuanto antes, para terminar su trabajo. El masajista profesional  piensa y actua de modo diferente. El masajista siempre cumple el tiempo pactado y su objetivo es que disfrutes cada segundo.

Masaje de 60 minutos

He comprobado que otros masajistas tántricos realizan masajes de 40 o 45 minutos. El mío cumple la totalidad de los 60 minutos que tiene una hora.

Además ofrezco masajes más completos de 90 minutos y de 2 horas enteras.

Masaje y satisfación

La finalidad de un masaje no es tu placer más inmediato, sino la construcción de una experiencia que te satisfará mucho más que el sexo mecánico y apresurado.

Aunque esto constituye un trabajo no exento de esfuerzo para el masajista. En conocimientos de modo muy relevante. También en cuanto a posturas, paciencia, en trabajo muscular. Además de concentración, empatía y control de cada momento emocional y de estimulación sexual por el que atraviesa el cliente.

Masaje es cultura

Así que el masaje es un trabajo refinado, con tradición cultural, propio de estamentos sociales que viven el placer con consciencia y refinamiento, en su máxima intensidad sensual y erótica. El masaje, al igual que la prostitución, existe desde los albores de la humanidad.

Finalmente, en un post próximo te describiré hasta dónde puedo llegar y qué parte de escort tengo al enfrentarme a un masaje extremadamente erótico de los que realizo desnudo.

Si deseas información más específica eres muy bienvenido a consultarla en mi web profesional www.pacotantra.com.

Estaré encantado de conversar personalmente contigo: 676 648 226.

¡Nos vemos pronto!

Masajista profesional

Masajista profesional en Barcelona

Muchas veces me comentan “¿por qué pagarle a un masajista si ya recibo masajes de mi pareja?”. Todos imaginamos las ventajas de disfrutar de un masajista profesional. ¿O no?

Quienes me comentan esto no son mis clientes, que ya conocen la respuesta, sino los que todavía se resisten a probar mis masajes profesionales y que en el fondo los desean fervientemente.

Masajista profesional

La respuesta es muy simple: Porque todos somos profesionales de algo. Yo soy masajista profesional. Quienes me preguntan esto son médicos, arquitectos, abogados, mecánicos, dentistas, diseñadores, dependientes o reponedores de supermercado.

Todos ellos tienen un oficio, una función, un quehacer diario a cambio del cual perciben su sueldo. Son profesionales. Y a menudo muy corporativistas en el aspecto de que sufren y odian el instrusismo profesional.

Lo que hacen es útil para los demás, y muchas veces muy necesario.

Esta es la definición de “profesión”: una actividad útil y por lo tanto, remunerada.

La vida es más

Un masaje no es algo indispensable para la vida. Aunque la vida no está hecha solo de pan y agua, trabajo y familia.

Nos hemos acostumbrado a los pequeños placeres, a muchas cosas que podrían clasificarse como superfluas. Son reciamente las que hacen que cada momento pueda ser especial, que cada día merezca ser recordado por un placer, un extra, un capricho. Por lo tanto, no son cosas que sobren en la vida.

Permítete un capricho

Casi todos solemos planear elegir una noche para salir a cenar, por ejemplo, y dejarnos servir una comida que en casa no nos entretendremos a preparar. Y no porque no sepamos, sino porque exige una lista de la compra, una elaboración compleja, una dedicación de horas. Una vez terminada, el agotamiento casi impide disfrutar de esos manjares.

Y, sobre todo, porque nos gusta que nos sorprendan. Y dejarnos atender, que alguien nos sirva para que podamos relajarnos y disfrutar de un momento especial.

Es como ir al cine. No rodamos nuestra propia película ni grabamos nuestros propios CDs, dejamos que otros profesionales lo hagan para que nosotros podamos disfrutarlo. Vivimos en una sociedad en la que todos nos hemos especializado en algo.

Abandónate al placer

Mis masajes, los masajes tántricos y sensuales, se inscriben en esta esfera de momentos de placer: déjate servir, déjate llevar, déjate sorprender, deja que un profesional te cuide, te mime y te haga feliz. Por eso deberías elegir un masajista profesional. Sentirás y entenderás la diferencia con solo saludarme.

El masaje es mi vocación

Es mi trabajo, es mi profesión, es mi vocación. La del masaje Tantra, llámalo masaje sensual, masaje sensitivo o masaje erótico. Los efectos más inmediatos son la plenitud, el placer y la felicidad.

Además, todos merecemos que nos atiendan. Nuestros trabajos diarios nos dejan poco tiempo y poca energía para convertirnos en profesionales de todo lo que necesitamos. Podría cortarme el pelo yo mismo, pero voy a un peluquero profesional. Podría arreglarme la moto yo mismo, pero voy a un mecánico.

Es también una cuestión de eficacia. Es imposible aprender todos los oficios que necesitamos para resolver cada problema.

Confío en profesionales

Podría rehacer la instalación eléctrica de mi apartamento, pero prefiero que lo haga un profesional con los conocimientos, las herramientas y la experiencia necesarias. Entre otras cosas, todo irá más rápido y con garantía de éxito. Necesitamos confiar en alguien que conoce su oficio bien, igual que cuando vamos al dentista.

Para esto vivimos en sociedad. Nos especializamos en oficios concretos de los cuales entendemos mucho. Así nos ayudamos entre todos con eficacia. Cada uno cumple con sus tareas, las que le gustan, las que sabe hacer, las que puede hacer y las que le dan su alimento.

Si encima tenemos vocación para nuestro oficio, el éxito está asegurado. Como masajista tántrico tengo la vocación desde muy joven, un talento que todos me recuerdan a diario, y una energía que fluye de mí con naturalidad, espontáneamente y con generosidad.

¿Cuál es tu oficio? Podría necesitarte…

pacotantra@gmail.com

Para más información visita mi web profesional www.pacotantra.com o llámame al 676 648 226