Masaje lingam

El masaje lingam forma parte de algunas de las múltiples disciplinas del Tantra —no de todas.

En el masaje erótico que te ofrezco se incluye esta masturbación genital, así que estará presente si lo deseas.

Existen muchos tipos de masaje genital. La forma más conocida es la del ”auto-placer” o masturbación a uno mismo.

Técnicas de masaje lingam

En lenguaje técnico tántrico la masturbación recibe el nombre de “masaje lingam”.

Uno mismo puede masturbarse de muchas maneras. Aunque si es otra persona quien te masajea, las posibilidades aumentan. Y se multiplican si se recibe en el contexto de una masaje Tantra erótico profesional.

¿Te apetece un masaje desnudo conmigo?

Pero las técnicas no lo son todo. Porque hace falta alma. Y la intención auténtica de proporcionar palcer.

Así que para mí el masaje que rodea las técnicas lingam no se reduce a una ejecución mecánica. En mi trabajo tengo muy en cuenta la actitud, lo que deseo transmitir y la química que se establece contigo. Para mí el masaje es un todo como la comunicación, mas allá de la suma de técnicas o de manualidades.

Masaje y contexto

Como masajista erótico profesional dispongo de todos los recursos para crear un ambiente perfecto para tu estado de ánimo, para mejorarlo y transportarte a un placer que ahora no imaginas pero que con toda certeza vivirás.

Seguramente vendrás en un momento en el que deseas sentirte estimulado a varios niveles y no solo en el sexual.

¿Cuáles son estos niveles? El nivel emocional, el de la relajación, el de hallar un momento contigo mismo y de confiar en alguien que sepa qué está haciendo. Quizá también necesitas una desconexión de la rutina.

Combatir la rutina

La rutina es como un hongo que intenta extenderse sobre la superficie de nuestras vidas. Empieza con el trabajo, luego amenaza la vida social y acaba invadiendo nuestra vida emocional.

Todos podemos notar los síntomas de la rutina. Tan solo hay que ser conscientes de ello para tomar medidas.

Salir de la rutina es fácil. Solo hay que dar un paso.

Y el masaje genital envuelto en el contexto más amplio del masaje erótico y Tantra te puede aportar mucho placer. Más de lo que imaginas, y no solo durante la sesión.

Posiblemente no te permites los pequeños placeres que te apetecen de vez en cuando. Además, quizá des prioridad a las personas a quienes aprecias y amas.

Pues es el momento de darte un capricho. Siéntete vivo, ¡y disfruta del presente!

Escribe o llama y hablamos.

Contacto

Más información acerca del masaje lingam gay.