Términos y condiciones

Los términos y condiciones para disfrutar de mi servicio son simples. A mi entender, fáciles de comprender y de llevar a cabo.

Doy por hecho que las has leído, y son vigentes incluso si no les has dedicado atención leyéndolas.

Sentido común

Ante todo, el sentido común rige cualquier tipo de compra de productos o servicios. Es vital informarse bien antes de decidirse por un servicio u otro.

Servicio para adultos

En segundo lugar, conviene recordar que el masaje erótico se encuentra en una zona gris y por lo tanto borrosa. Sí, es masaje, pero también es un servicio con matices sexuales.

Siendo así, se requiere una etiqueta específica. No por tratarse de un servicio de cariz sexual se permite menospreciar al profesional que te atiende. Sigo siendo una persona.

El masajista erótico suele tener pareja, familia y amigos, y es un ser socializado.

Incluso tratados e de un servicio sexual, el masajista erótico no se considera un prostituto. Resulta evidente que la formación es muy distinta y que sus habilidades trascienden la práctica genital.

Preséntate correctamente

La educación debe estar presente en todo momento. Tenemos nombre.

“Hola, me llamo X y deseo un masaje”.

Siempre es útil aportar algún detalle de agenda o del tipo de servicio esperado. Esto facilita el diálogo y la comprensión de lo que deseas.

También es evidente que una persona educada recibe respuestas educadas. Mientras una persona tosca suele encontrarse con reacciones más cautelosas o con aun interés menor en atenderlo.

Al fin y al cabo, el objetivo de ambos, el receptor y el masajista, deseamos que el servicio sea lo más agradable posible.

Puntualidad

A menudo es el cliente quien decide el horario. Así que no debería tener problemas para cumplirlo. La puntualidad beneficia a ambos.

Especialmente cuando el masajista tiene alguna cita posterior, previamente contratada por otra persona.

Evidentemente, la puntualidad es deseable por ambas partes.

Siempre resulta un detalle útil informar de algún retraso si lo hubiera.

Acordar el servicio

Ambas partes nos pondremos de acuerdo por teléfono o por texto acerca del servicio que deseas recibir. De nuevo el sentido común indica que diferentes servicios tienen diferentes precios. Así que no es bueno asumir cosas que no se han discutido. Esto garantiza tu satisfacción.

Discreción

No está de más proteger tu propia reputación. Ni la nuestra.

Así que en público evitaremos muestras de afecto o gestos de cariz sexual.

Yo no suelo saludar si encuentro un cliente por la calle. a menos que el cliente me salude a mí.

Personalmente estoy muy orgulloso de mi trabajo, pero no doy por hecho que todas las personas tengan la misma apertura de mente. Así que la discreción es siempre la primera opción.

Interrogatorios

Soy consciente de que mi vida personal puede resultar muy interesante. Prueba de ello es que muchos clientes me interrogan acerca de aspectos muy íntimos de mi vida.

Todo tiene un límite. Puedes estar seguro de que yo no te preguntaré nada. No obstante, eres libre de conversar sobre tu vida, pero entiende que yo no te realizaré preguntas. No es por falta de interés sino por discreción.

Reciprocidad

Damos y esperamos educación, discreción y respeto. Conmigo no te sentirás ni acosado ni interrogado. Soy consciente de que mi servicio es muy intimo, de modo que es totalmente confidencial.

Límites y preferencias

Así como existen clientes que no desea masaje de pies, los hay que prefieren el silencio a la música.

Siempre respeto las preferencias y los límites de cada cual.

Espero que leas estos términos y condiciones, ya que debo aplicarlos igualmente.

Alergias

Si tienes alguna alergia o intolerancia, de cualquier tipo, por favor coméntalo. Siempre uso aceite de masaje hipo-alergénico.

Existen personas que no desean usar jabones de baño perfumados.

Uso y abuso de alcohol

Por favor evita la ingesta o el uso de alcohol o de cualquier tipo de estupefaciente antes y durante nuestra sesión de masaje.

Debes estar sobrio, al igual que yo, para que la sesión tenga garantías de aportarte la satisfacción que deseas.

Algunas veces, y dependiendo del tipo de sesión que contrates, puedo ofrecerte una bebida. El objetivo siempre es la hospitalidad, nunca la incitación al consumo de alcohol.

Bebidas precintadas

Todas las bebidas que te ofrezco están precintadas. Agua embotellada, zumos o refrescos.

Precios y pago

Simple pregunto acerca del servicio que deseas. Mis precios no son negociables. Se trata de tarifas fijas, iguales para todas las personas.

Así que te agradezco que no regatees los precios o pidas descuentos.

El pago siempre procede antes de iniciar la sesión. Con el pago se define el tiempo y el tipo de masaje que realizaré para ti.

Jamás te pediré adelantos o transferencias, tampoco para reservas.

Tarjetas de crédito

En caso de desear pagar con tarjeta de crédito, debo añadir un 10% en concepto de comisiones bancarias. Por ejemplo, el masaje que en efectivo cuesta 200 €, con tarjeta cuesta 220 €.

Se trata únicamente de trasladarte el gravamen que me realiza el banco por usar este sistema de pago.

Este es un motivo más para leer estos términos y condiciones, ya que debo aplicarlo aunque no lo hayas leído aquí.

Extender una sesión

Con frecuencia el bienestar de un cliente le motiva a extender la sesión de masaje por un tiempo más.

A veces es posible, si no tengo una cita inmediatamente posterior. Otras veces, en cambio, estamos limitados por la cita siguiente.

En caso de ser posible, debemos interrumpir brevemente el masaje para que abones la proporción del tiempo que deseas añadir.

Siempre comento que es bueno decidirlo antes para evitar esta pequeña interrupción.

Cambio de idea

Algunas personas sufren de remordimientos. Desean vivir esta experiencia, pero después de confirmar la reserva tienen dudas.

En este caso, siempre les digo:

“Es mejor cancelar. Así recobras la tranquilidad”.

Aunque algunos superan el estrés de las dudas al llegar al estudio. Tras finalizar el masaje me agradecen la experiencia. Estos son los que llegan a probarlo.

Los que no, se quedan con el interrogante. Pero opino que nunca es deseable sufrir.

Cancelar

Cancelar siempre es una buena idea siempre y cuando se comparta con el masajista. Y es más fácil que hacer la reserva. Simplemente se requiere un SMS.

Si sigues estos términos y condiciones ni siquiera necesitas dar una explicación.

De este modo puedo asignarle el horario a otra persona interesada.

No presentarse sin avisar resulta un gesto de mala educación. A veces es un precedente para desconfiar si esta persona realiza otra reserva en una fecha posterior.

Química sexual

Creo que nadie más menciona este tema.

La química sexual entre el masajista y el receptor ocurre con frecuencia.

Desde luego pongo todo mi esfuerzo en generar esta química. En primer lugar, porque permite una intensidad erótica superior que siempre satisface mucho al cliente.

Más términos y condiciones

Higiene

Me resulta incluso embarazoso mencionar este tema. La mayoría de personas son conscientes de que un servicio de tal intimidad, que lidia con la desnudez, requiere higiene por ambas partes.

  • Ducha
  • Uñas
  • Partes íntimas
  • Ano
  • Exceso de perfume
  • Mal aliento
  • Orina
  • Heces
  • Arena

Son aspectos que pueden afectar el correcto transcurso del masaje. Malos olores o exceso de perfumes interfieren en la sensación de comodidad y bienestar. De forma recíproca. Así que exige siempre que tu masajista las observe también.

La arena hace acto de presencia cuando el turista viene directamente de la playa en sandalias o chancletas. Es un síntoma de poca empatía, ya que llena el estudio con arena. Aunque la ducha siempre es recomendable, llegar en buen estado también lo es.

Términos y condiciones finales

Salud sexual

El masaje erótico siempre es un entorno muy seguro en todos los aspectos. También cuando nos referimos a la salud sexual, ya que un masaje jamás puede transmitir enfermedades.

De todos modos debes entender que tomo todas las precauciones de forma constante.

No atiendo a hombres con enfermedades contagiosas por contacto. Sé reconocerlas y las evito siempre. Ellos son plenamente conscientes y también entienden que haya que cancelar la sesión.

Dosis extra de sentido común

Trabajo en el mundo del masaje Tantra desde 2003.

Quizá o lo creras, pero es una prueba más de la seguridad que ofrezco incluso a las personas más desconfiadas.

He oído hablar de sitios donde “desaparecen” efectos personales como gafas de sol, carteras o teléfonos móviles.

Este no es mi caso. Seguramente no seguiría en activo.

En mi estudio tu ropa y tus pertenencias están siempre cerca de ti y a la vista. Nadie más accede al estudio ni al baño mientras estás conmigo.

“Valoro muy positivamente que estés solo en tu centro. Me siento muy tranquilo, muy seguro. Es que solo así puedo desconectar y disfrutar a tope”.

Si tienes dudas, por favor visita la sección FAQs o contacta directamente conmigo.

Aquí puedes acceder a los precios de masaje.

Más información en www.elmasajeprohibido.com