Masaje para sibaritas

Paco es experto en el masaje para sibaritas. Es tu momento para disfrutar de un masaje de calidad excelente. Y al tiempo que sensual, erótico y muy excitante.

Elige disfrutarlo en su estudio profesional de masaje, totalmente discreto y en el mismo centro de Barcelona.

Masaje para sibaritas

Los caballeros exigentes son quienes entienden de masaje en niveles superiores a la media. Son gentlemen acostumbrados a recibir muchos masajes de manos de masajistas expertos, con una formación exquisita.

Es decir, profesionales del masaje capaces de transmitir ese buen hacer también con su trato personal. Son caballeros que desean un masaje para sibaritas.

Trato para sibaritas

Mi educación cosmopolita, mi saber hacer y mi elegancia en el trato personal. Todo esto hace de mí la opción más segura en Barcelona.

Si eres un hombre viajado, un hombre de negocios que ha disfrutado de masajes en varios puntos del planeta. Seguramente de manos de masajistas de varias culturas y estilos. Entonces sabrás apreciar la calidad de mi trabajo.

Algunos de mis clientes me han comentado que es difícil y poco frecuente encontrar masajistas capaces de mantener una conversación inteligente.

El trato personal cortés, conociendo cada cual su lugar, con conocimientos y un nivel cultural superiores a la media no abundan en muchos oficios. Y tampoco entre los masajistas eróticos.

Discreción para sibaritas

Además de la educación considero vital el sentido común. Porque el saber estar no lo es todo. Tiene importancia saber llegar a los lugares y saber presentarse y comportarse de la manera adecuada en cada situación. También ante distintos tipos de personas y cargos.

Jamás expongo el perfil público ni privado de ninguno de mis clientes. Porque conozco la forma de vida de personas importantes. Y las expectativas elevadas que tienen cuando contratan un servicio tan íntimo como este. Así pues, la discreción es un “must”.

Discreción y morbo

Conviene saber en qué momento se habla, se calla o se atiende. El momento del erotismo y del morbo llega casi sin palabras y es vital reconocerlo. Y especialmente. saber crearlo.

Porque el objetivo es el disfrute del receptor del masaje. Muchos de mis clientes desean despreocuparse por una vez. Es decir, dejar el trabajo en manos de un profesional. Para así abandonarse al disfrute.

Siempre con discreción total.

Tengo intución para reconocer el momento de pasar a la acción y en qué grado.

Así pues, es importante saber dosificar el masaje. Esto se consigue dosificando el morbo y la conversación. A mi entender es una actitud relevante para satisfacer a personas sibaritas. Son quienes están acostumbrados a reconocer al vuelo la calidad y la excelencia del masaje.

Comprueba aquí las distintas opciones y precios de masaje.

Si necesitas información más detallada por favor visita www.elmasajeprohibido.com