Energía gratis

Energía gratis es algo que todos deseamos fervientemente. Aunque no lo consideramos con frecuencia, todos podemos saber cuánto pagamos al mes en energía.

La factura de la luz, del gas y el coste en gasolina difiere mucho en cada hogar. Las necesidades de las familias, de los singles y de las parejas son totalmente diferentes.

El fin del petróleo

El final de los combustibles fósiles ha generado mucha expectación e los últimos 15 años. Y también pánico. Todo cambio en el modelo económico global produce recelos, temor y reacciones incluso más dramáticas.

Del petróleo depende todo un sistema productivo, por no decir toda la economía mundial. Hasta ahora. Y las consecuencias geopolíticas ya son conocida. Los estados productores de petróleo del Golfo Arábico ya hace décadas que investigan economías alternativas. Saben que dentro de poco el petróleo morirá.

Las energías renovables

Todos sabemos cuántas ventajas tienen las energías renovables. La energía solar y la energía eólica entre otras. Últimamente se está hablando también de la energía que emplea la gravedad para generar un movimiento constante y eterno que a su vez genere energía sin depender de la luz del sol ni del viento.

Energía gratis

Según publicaba La Vanguardia el pasado mes de diciembre de 2015, “el arquitecto holandés Janjaap Ruijssenaars (Universe Architecture) ha desarrollado una nueva técnica para generar energía gratis de un modo sostenible en casa. El mecanismo de Ruijssenaars, donde la energía se libera desequilibrando perpetuamente un peso, ofrece una alternativa a la tecnología solar y eólica. La técnica está ahora pendiente de patentar”.

En un hipotético cambio de paradigma energético se destruirían muchos empleos. Pero se crearían otros. Una nueva revolución energética e industrial nos aguarda.

Si la energía es gratis, los cambios no. Lo más probable es que presenciemos —vivamos o incluso suframos— un nuevo cambio muy drástico en nuestras vidas.

Energía gratis y polución

Ya sea con el empleo de la energía eólica, la solar o cualquier otra que sea sostenible, se reducirá la contaminación por CO2. También el ruido. Los motores eléctricos son más silenciosos que los de explosión.

En el caso de que se imponga el mecanismo de Ruijssenaars, una gran parte de los tendidos eléctricos serán innecesarios. Nuestros paisajes volverán a ser más plácidos, con ello se reduciría también la contaminación visual.

Instalar la energía gratis

Como todos los cambios tecnológicos, nos veremos obligados a realizar una inversión para poder disfrutar de sus beneficios a largo plazo. Desconocemos qué ventana de tiempo será necesaria para la adaptación.

Entre la agonía y la muerte definitiva del petróleo pasará unos años, durante los cuales podremos adaptarnos a las nuevas energías.

Energía gratis —o menos cara

Dudo que haya algo gratis. Decían que internet hacía que todo fuera “más gratis”, pero hemos visto que no. Los costes y el flujo del dinero cambian de recorrido, pero siguen generando nuevos puestos de trabajo —que afortunadamente nacen de la muerte de otros.

Estas son mis opiniones personales a raíz de la lectura de varios artículos sobre la muerte del petróleo y las energías renovables. No pretendo sentar cátedra ni convencer a nadie. Es un tema de reflexión.

Energía sexual

Este es el tema acerca del cual sé más: la energía sexual. Obviamente se trata de una energía personal, íntima y que no es capaz de alumbrar ciudades o mover vehículos. Aunque es capaz de “mover montañas”. Es una energía fascinante.

El deseo sexual, la energía sexual y todos los fenómenos que nacen de ella son poderosos a otro nivel.

Si deseas saber algo más sobre masaje Tantra sigue leyendo www.pacotantra.com

¡Saludos desde Barcelona!

Deja un comentario