Masaje gay Barcelona

Masaje gay Barcelona

Soy Paco y me dedico a los masajes eróticos. Al masaje gay Barcelona. En estos masajes interviene la intimidad, y por consecuente la confianza y el erotismo. Para que exista confianza en un masaje, sobre todo la primera vez, es vital que exista cierta complicidad.

Aunque la mayoría ya estamos de vuelta de las etiquetas, a veces conviene detallar o especificar el tipo de trabajo que hacemos para despejar dudas.

Masaje gay Barcelona

Todos conocemos ya qué significa un masaje. También a qué nos referimos con el término “gay”. Es decir, una actividad entre dos hombres, ya sean homosexuales o no. Al menos es la forma que tengo de afrontar este termino, en realidad algo ambiguo.

Masajista gay o no

Algunos clientes me han preguntado antes y después de realizar la reserva si soy gay o no. Porque lo que buscan es masaje gay Barcelona. Aunque no lo fuera, el objetivo de mi masaje sería el mismo: lograr la máxima relajación y el máximo placer en el receptor del masaje. Hay quienes opinan que no hace falta ser gay para hacer este tipo de masajes.

También puedo afirmar que hay muchos masajistas heterosexuales que prefieren no tocar un hombre, ni en pintura. Personalmente creo que es una falta de profesionalidad.

Masajista gay en Barcelona

Para mí es vital ponerme en el lugar del receptor del masaje, y para ello me pregunto qué le gustaría sentir a él. Tal vez cómo imagina que otro hombre pudiera tocar todo su cuerpo incluyendo las partes nobles. Finalmente, en qué grado puedo aproximarme a su intimidad. Al fin y al cabo se trata de masaje gay Barcelona. Una experiencia erótica.

Erotismo y masaje gay Barcelona

El objetivo es el placer, de modo que este servidor, exigente consigo mismo y con su trabajo, prefiere salir del armario. De modo que va a confesar que sí. Paco es gay y por consiguiente sabe cómo transmitir el erotismo de hombre a hombre con naturalidad.

Al mismo tiempo afirmo con conocimiento de causa que sé identificar y entender las diferentes preferencias que existen entre los hombres. Sean gays o no. Hablamos de masaje gay Barcelona. Pero podría servir igual en Madrid o el Ibiza.

De entender a saber transmitir hay un paso, y es lo que le confiere esta magia tan especial a mi masajes. No lo digo yo, lo dicen mis clientes.

Masajista fuera del ambiente gay

A pesar de decicarme al masaje gay Barcelona no soy conocido en el ambiente gay de esta ciudad. Dado que gran parte de mi vida he trabajado en el extranjero y desde que he vuelto no he frecuentado los bares ni las discotecas gays. Además, a las horas más “locas” suelo estar trabajando.

Y es cierto que antes de llegar a Barcelona algunos de los turistas y hombres de negocios a quienes atendí en Rio de Janeiro. En especial los nórdicos, que vienen con las visitas programadas a meses vista. Antes de regresar a Barcelona ya empezaron a incluir entre sus planes una visita para disfrutar de mis masajes eróticos.

Masaje gay para los barceloneses

Desde aquí solo me queda animaros a conocer mis masajes. Si vives aquí, el masaje gay Barcelona forma parte de tu vida local.

Los turistas y hombres de negocios extranjeros ya me conocen. Mientras los propios barceloneses deberían saber de mi existencia y quizá haber experimentado qué tiene de especial mi servicio. Ya que se habla de mí más fuera que dentro de la ciudad condal.

Erotismo Tantra gay

Si hay mucho que escribir acerca del erotismo, imagina los ríos de tinta que merece el masaje Tantra. En concreto el masaje Tantra gay es la especialidad que nos ocupa aquí.

Como dije al principio, la etiqueta “gay” me resulta superflua. Porque muchos de mis clientes no se consideran “gay”. Son hombres que viven su vida dentro de sus posibilidades, sin recurrir a etiquetas ni a roles.

Mientras para algunos hombres el concepto de “erotismo” resulta ambiguo. Quizá porque confunden el erotismo con la pornografía. En cambio otros creen que el erotismo es algo menos intenso que el morbo.

En todo caso, el erotismo resulta siempre algo elegante. Desde luego que jamás es algo tan explícito o crudo como la pornografía o el sexo explícito.

Finalmente, el erotismo gay no abunda. Es una especialidad para minorías.

Reserva de Masaje gay Barcelona

Una vez hayas decidido que deseas experimentar este masaje tan especial solo te queda despejar algunas dudas. Sabes que puedes llamarme, con toda la confianza.

Lo que no saben todos es que jamás realizo llamadas no deseadas. Tampoco remito publicidad ni ofertas. Jamás. Considero que quien dese algo ya sabe dónde preguntar. Y qué pedir en cada caso.

Hacer una reserva es tan fácil como llamar. Después simplemente consultas si tengo disponibilidad para el momento que propones.

Podemos conversar unos minutos acerca de tus preferencias. También acerca de los diferentes menús de masaje y sus precios.

Desde luego te ofrezco la posibilidad de realizar el pago de varias maneras:

  • Pago en efectivo
  • Con Tarjeta de crédito
  • PayPal

Soy consciente de que todas estas posibilidades ayudan a tomar decisiones.

Con la opción de pagar con tarjeta de crédito te demuestro que mi servicio es completamente legal. Ninguna entidad bancaria permite el cobro de servicios ilegales o fraudulentos.

De modo que esta es una demostración más de la profesionalidad y la garantía que tiene mi servicio.

En esta web y este blog encontrarás información muy detallada.

Recibid un caluroso abrazo y visitad mi blog y web. También podéis escribirme directamente, ¡estaré encantado de atenderos!

www.pacotantra.com

Paco: 676 648 226

Échale una ojeada también mi web más actualizada: www.elmasajeprohibido.com